El ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, adelantó que en enero reabrirá Tecnópolis. El ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, adelantó que en enero volverá a abrir sus puertas el predio de Tecnópolis con una programación cultural y científica tras haber funcionado en estos meses como unidad sanitaria para pacientes con diagnóstico leve de Covid-19 y aseguró en relación a los sectores de la industria del libro que reclaman seguir alcanzados por el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) que «hoy se piensa en acompañar al sector desde un lugar distinto y por eso se lanzaron créditos blandos que están en línea con esta nueva etapa de reconstrucción». La desaceleración de la curva de contagios ha posibilitado en las últimas semanas recuperar algo de la normalidad perdida, una instancia que en el orden cultural se traduce en la reapertura de museos y espacios afines para volver a reencontrarse con la materialidad del arte. Esta nueva fase ilusiona a algunas áreas, entre ellas el Ministerio de Cultura, que en línea con un plan de retorno de algunos de sus espacios más emblemáticos -como el Centro Cultural Kirchner, que volvió a abrir sus puertas el sábado pasado- planea por estos días la readecuación de Tecnópolis para volver a funcionar como polo científico y cultural. «Tenemos decidido mantener Tecnópolis abierto como centro sanitario durante diciembre y a partir del mes de enero empezar a abrir el espacio con su función original, sobre todo con actividades al aire libre que irán desde espectáculos de música hasta proyecciones de cine y la habilitación del sector dedicado a los dinosaurios», señala Bauer a Télam en una entrevista que iba a tener lugar en su oficina del Centro Cultural Kirchner pero a último momento mutó al formato virtual porque el ministro de Cultura debe permanecer aislado por haber estado en contacto con el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, que dio positivo de Covid-19 Durante los últimos seis meses, la cartera que dirige Bauer otorgó ayuda económica a más de 58.000 trabajadoras y trabajadores así como a 5.300 empresas culturales que pudieron acceder a créditos flexibles y ser beneficiarios de los ATP para afrontar el pago de salarios en tiempos de cierre masivo de comercios e instituciones por el avance del coronavirus. Varios de estos subsidios, que tuvieron lugar a partir de las Becas Sostener o el Fondo Desarrollar, llegarían a su fin el mes que viene por decisión del Gobierno, que revaluó en las últimas semanas cuáles son los sectores que continúan en estado crítico y decidió marginar de esa categoría a la industria editorial. El sector librero, que fue uno de las más castigados durante la crisis generada durante el gobierno de Mauricio Macri y profundizó su caída tras decretarse el cierre de las librerías en el comienzo de la pandemia, visibilizó recientemente su reclamo para que se revise esa decisión. Bauer, por su parte, sostiene que la cartera a su …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here