El escritor y docente Pablo Maurette, que en 2018 logró convocar a más de 5000 personas para una lectura conjunta de «La Divina Comedia» a través de las redes, arrancará mañana una nueva maratón de lectura que, bajo el título #Tragedia2020, invita a leer siete obras de Esquilo, una instancia que a tono con el clima de época desatado por el coronavirus permitirá volver a «pensar en la muerte y aceptar la finitud, no como un drama pero sí como algo natural y a la vez triste que puede producir mucha belleza y mucha energía intelectual». ¿A quién se le podría ocurrir asociar un formato ligado a lo ágil y lo instantáneo como Twitter con una experiencia que demanda extrema concentración como es la lectura de clásicos escritos varios siglos atrás con una prosa intrincada y resbaladiza? A Maurette se le ocurrió precisamente eso a fines de 2017 con «La divina comedia» y no le fue nada mal: más de 5000 personas en un rango territorial que va desde América a Asia se sumaron a la propuesta y compartieron sus impresiones sobre la obra de Dante Alighieri. La tragedia en general es un género o forma literaria que se centra en la vulnerabilidad del individuo frente a realidades que lo exceden como el destino o la calamidad.”Pablo Maurette Con el desafío de recorrer las tragedias del griego Esquilo, el ensayista y docente de literatura inglesa arrancará mañana su cuarta convocatoria a leer colectivamente por las redes, una iniciativa que no contempló hace algunos años cuando al tiempo de unirse a Twitter desistió de la cuenta «porque no encontraba sentido en la red social y me parecía una pérdida de tiempo», según evoca ahora el hombre que ya revalidó su desafío con las lecturas dedicadas a Homero y Cervantes. «Compañeros en la pandemia: el 1 de abril empezamos a leer las tragedias de Esquilo cada uno protegido de la peste en su casita. Siete obras, una nueva cada dos semanas. Vean el cronograma en el tuit fijado. Hasta entonces y recuerden: prohibido tocar. #Tragedia2020», arenga Maurette en la convocatoria original, que decidió adelantar aprovechando el aislamiento social por el coronavirus que tiene lugar por estos días en la Argentina y en otras regiones del planeta. «Con este tema de que está todo el mundo en su casa me pareció buena idea adelantarlo. Vamos a leer siete tragedias de Esquilo. Nos vamos a tomar dos semanas con cada una porque si bien no son muy largas –se podrían leer en menos tiempo- son densas y hay mucho para comentar así que la lectura de cada una va a durar 14 días. En este lapso, cada uno la va a poder leer como prefiera. Por ahí alguien la lee entera el primer día, mientras que otro lo fracciona y va leyendo de a poquito y tal vez otro la lee al final», explica a Télam desde Tallahassee, «un lugar poco …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here