La literatura trans y travesti ha ganado terreno en los catálogos editoriales ya no sólo como objeto de análisis o de estudios académicos, sino a través de voces que desde la crónica, el ensayo y la ficción construyen nuevas realidades que dan cuenta de nuevas formas de resistencia y legimitación, a la vez que se apropian de los recursos de la lengua ya no solo para testimoniar sino también para crear y experimentar. Hace unos días, cuando a la diputada Mónica Macha, que preside la Comisión de Mujeres Géneros y Diversidades, le tocó cerrar una reunión informativa para tratar la Ley de Cupo Laboral Travesti Trans, no lo hizo citando a ninguna eminencia del derecho civil ni a una autoridad académica: eligió reproducir un concepto sobre la desobediencia tomado de Camila Sosa Villada, la escritora cordobesa cuya novela «Las malas» fue una de las más leídas el año pasado en la Argentina y ya tiene traducciones aseguradas al alemán, francés, noruego y croata. Más allá de ilustrar la visibilidad de esta historia centrada en una comunidad de travestis, la anécdota aporta evidencia sobre la dimensión que tiene la literatura como discurso social: «Lo literario tiene la capacidad de llegar a las personas acercando una experiencia con un material que no participa de lo real. La literatura convierte algo particular en algo universal porque puede tocar particularmente a una persona para hacerle sentir que, aún siendo diferente, comparte una experiencia. Algo que otros discursos no pueden hacer», dice I Acevedo. Autor de los libros de cuentos»Trilogía canina» y «Jajaja», la literatura fue el recurso que le permitió documentar las tres transformaciones secretamente articuladas que atravesó en los últimos años -«ser madre, hacerme lesbiana, no ser más mujer»-, un proceso que se condensa en su cambio de nombre, de Inés a I, perfectamente impreciso para su deseo de no suscribir a la categorización binaria de los géneros. Lo literario tiene la capacidad de llegar a las personas acercando una experiencia con un material que no participa de lo real”I Acevedo El último libro publicado por Acevedo es «Late un corazón», donde a partir de formatos autobiográficos como la carta y el diario íntimo vinculados con el registro ensayístico narra la transición hacia un yo no femenino, una secuencia que define como «una manera de romper la clandestinidad». «Creo que la identidad es un proceso muy complejo y constante y muy difícil de captar. El riesgo es caer en un origen, en un antes y un después, que realmente no es así. No sé si los cuentos de ese libro cuentan experiencias, más bien tratan de mostrar cómo se puede construir un relato que conecte diferentes cosas que le pasan a una persona en un momento dado», explica.  Carolina Unrein nació en septiembre de 1999 y además de ser modelo, actriz y estudiante en la Universidad Nacional de las Artes ya publicó dos libros: “Pendeja, Diario de una adolescente trans” y «Fatal», …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here