Para el ministro de Cultura, Tristán Bauer, ese cambio de nombre del Museo es «un acto de justicia» (Foto Osvaldo Fanton). Con una maratón de lecturas, música y la exposición de sus publicaciones, el sociólogo, ensayista y docente Horacio González fue recordado este miércoles, cuando se cumple un año de su muerte, en la Biblioteca Nacional, institución que dirigió por 10 años y desde la que impulsó la creación del Museo del libro y de la lengua que ahora lleva su nombre. La jornada comenzó al mediodía y el director de esa institución, Juan Sasturain, dijo que la maratón fue «absolutamente autogestionada» y que si bien «la idea de maratón se asocia a consumir sin freno algún producto televisivo», algo de eso había, ya que era «una maratón de González, una sobredosis de Horacio».»Lo que se recuerda de la maratón histórica son los 42 kilómetros que recorrió un soldado para entregar un mensaje, un pedido de ayuda. Pero otra versión dice que el mensajero traía una noticia: ‘los hemos vencido pero van para allá'», expresó Sasturain y completó: «Algo de eso había en Horacio. La idea de quien deja la vida para llevar un mensaje, que no calculaba cómo pero que sabía que iba a llegar». Más tarde, en el auditorio Jorge Luis Borges, la cantante Liliana Herrero, su compañera, inauguró la posta musical de la maratón con «Amarrado al recuerdo», y entre quienes se subieron a ese escenario estuvo la actriz Cecilia Roth leyendo una carta enviada por el cantante Fito Páez. La siguiente posta de la jornada fue la de editores, en la que estuvieron Aurelio Narvaja, Eduardo Rinesi, Sebastián Scolnik y Américo Cristófalo en la Plaza del Lector, donde fueron expuestos sus libros y hubo micrófono abierto para recordarlo. Allí Sebastián Scolnik, coordinador del área de Publicaciones de la institución, definió al autor de «Restos pampeanos» como «el gran editor argentino», recordó que «la editorial de la Biblioteca tiene hoy un catálogo de más de 400 títulos» y advirtió que el sociólogo había transformado esa institución más de lo que lo había transformado a él. Pasadas las 18 los asistentes se trasladaron a la entrada de Av. Las Heras 2555 donde Sasturain expresó que era «un orgullo tener la posibilidad de estar en este lugar en este momento» y sobre el renombramiento del Museo, el escritor y asesor literario de la Biblioteca, Carlos Bernatek, aseveró que se trataba de «un gesto hermano del de Néstor Kirchner cuando bajó el cuadro de Videla», en este caso graficó: «Es el deslumbrar de González para volver a nombrar». La cantante Liliana Herrero, su compañera, inauguró la posta musical de la maratón con «Amarrado al recuerdo» (Foto Osvaldo Fanton). Antes de descubrir el frente donde con letras verdes ahora se puede leer «Museo del libro y de la lengua Horacio González», el ministro de Cultura Tristán Bauer recordó que mientras González dirigía la Biblioteca, él estaba a cargo de los medios públicos y cuando salía …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here