«El cuarto de Lucía» en la Manzana de las Luces recrea la habitación de la adolescente Lucía Pérez, asesinada en Mar del Plata en 2016. Foto: Camila Godoy. Con la premisa de que el arte es una potente herramienta para sensibilizar y poner en foco la realidad, dos muestras itinerantes que se exhiben en simultáneo abordan la problemática del femicidio a través del registro artístico y documental: «El cuarto de Lucía» en la Manzana de las Luces recrea la habitación de la adolescente Lucía Pérez, asesinada en Mar del Plata en 2016; y «Atravesadxs», en el Museo Evita y en el Centro Cultural Mercado de Avellaneda, reúne imágenes y testimonios de familiares de víctimas de femicidio, travesticidios y transfemicidios. Según el último informe del Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano que dirige la Asociación Civil La Casa del Encuentro, entre enero y julio de este año hubo 155 femicidios, 9 transfemicidios y 13 femicidios vinculados de varones. Es decir, cada 30 horas, una víctima por violencia de género en todo el país. Frente a esta urgente situación ¿el arte puede funcionar como puente para prevenir, concientizar y transitar la conmoción social que deja cada muerte? ¿Qué potencia tiene el testimonio, el relato, la imagen, la representación física de la ausencia, para exigir un nunca más, un ni una menos? Aunque pasaron seis años de la multitudinaria marcha contra la violencia de género, que significó un hito en la visibilización de una problemática que afecta a toda la sociedad y un emergente popular que se moviliza año a año, la cantidad de femicidios y transfemicidios no baja. Lo dicen en las calles: para erradicar la violencia machista hay que poner en marcha una trasformación integral que incluye también dar vuelta el paradigma cultural, desnaturalizar la violencia cotidiana, eliminar las desigualdades de género, reflexionar sobre las prácticas machistas que intervienen en la cotidianidad de cualquier espacio, público o privado. En eso la dimensión artística, visual o sonora tiene mucho para iluminar: así lo reconocen las dos muestras que se inauguran casi de manera simultánea por estos días. Mientras «El cuarto de Lucía», que abre mañana en la Manzana de las Luces, interpela desde la reconstrucción del espacio privado de Lucía Pérez; la muestra «Atravesadxs», en exhibición desde el lunes el Centro Cultural Mercado de Avellaneda, posa su atención en el testimonio de distintos familiares de víctimas de femicidios a partir de retratos y textos. «El cuarto de Lucía»: transformar el dolor en mensaje de prevención La muestra tiene la curaduría de su mamá, Marta Montero, y de la periodista Claudia Acuña. Foto: Camila Godoy. Luego de su paso por dos ciudades bonaerenses, la instalación que recrea el cuarto de la adolescente asesinada en Mar del Plata el 8 de octubre de 2016, llega mañana a la Manzana de las Luces con la curaduría de su mamá, Marta Montero, y de la periodista Claudia Acuña. La intervención va acompañada de un …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here